31 de octubre de 2012

AMOR POR LAS SILLAS

A mi las sillas me gustan y mucho.  

Dejando de lado su indiscutida funcionalidad, la silla representa un objeto de diseño en si mismo; es una manifestación que permite transitar epocas, estilos y hasta movimientos artísticos (escribo esto último pensando en el mobiliario surrealista de la casa-museo de Salvador Dalí en Porlligat, o bien en los diseños "naturalistas" de Antoni Gaudí que he visto en Barcelona.).

En 1514 el proceso de acopio silleril fue un tanto anárquico. Como lo único claro era nuestra a inclinación "pro varieté" (me encantan las casas en las que la armonía sillera resulta de una mezcla casi absurda de telas, materiales, texturas y colores) nos permitimos libertad en la elección y así, siempre que el diseño a incorporar cumpliera con el requisito de las 3B -bueno, bonito y barato- la silla se vino para casa.

Por Internet conseguimos un par de Bertoias, mi suegra nos dio unas de estilo frances que son divinas, en el Ejercito de Salvación rescatamos una Nº 14 de Thonet y otra Luis XV; en Emaus conseguimos una mecedora Windsor y una sillita individual de éste mismo diseño y como a casi todas hay que hacerles algo (lease  lija, pintura, esterilla o tapizado) me pareció piola mostrar en futuros posts el proceso de salvataje de cada una y aprovechar para contar un poco la historia detrás de cada diseño.  

Eso si, como todavía no tengo fotos que me gusten de las que tenemos en casa, para hoy dejo una ilustración prestada con algunos de los diseños más relevantes de todo los tiempos. Las mías, retoques mediante vendrán en breve.




19 de octubre de 2012

Anybody Home?

Hace un par de meses y gracias a la generosidad de nuestros respectivos padres, nos mudamos con Alberto a un PH reciclado en el 1514 de una desteñida calle del Barrio de Belgrano.

El departamento estaba inhabitable y como el presupuesto era acotado la idea fue principalmente ponerlo en condiciones para entrar a vivir, nada de lujos o modificaciones estructurales. 

El proceso estuvo buenisimo. Yo particularmente me había pasado la vida pensando que el día que tuviera "mi" casa no sabría por donde empezar, que la cantidad de cosas divinas que veía en revistas, Internet y demases era tan grande que elegir iba a ser imposible. Lo loco fue que pasó todo lo contrario.

Entre la escasez de recursos, los aportes de los que nos quieren y un incipiente pero desaforado amor por los volquetes de obra, logramos en un par de meses llenar nuestra casa de cosas que, por lo menos a nosotros dos, nos resultan alucinantes.

Mi compulsión "deco-bloggera" cumple un año por estos días y como si se tratara de una celebración o tributo a este  gustito que me vengo dando desde entonces, abro este espacio donde hacer catarsis estética.

Mi primer aporte a la causa es un video de la Banda Estadounidense "Edward Sharpe & The Magnetic Zeros" casualmente titulado: Home.  Divino por donde se lo mire - y escuche- 



Espero que les guste.
Pepi.