18 de enero de 2013

Huerta de Aromáticas

Mi mamá es una persona receptiva, divertida, y muy pero muy linda. 
Cocina como los dioses. Juro que prepara manjares en dos segundos.
Sus pañuelos siempre tienen rico olor, sus carteras son un quilombo y me da mucha risa cuando dice "que copado boluda, que copado".
Vive lejos en el Sur y la extraño.
Su casa se parece a ella, es cálida e invitadora al disfrute. 
Tiene un jardín enooooorme, con una huerta-cantero de aromáticas digna de post.

Mi mamá además escribe muy bien, así que nadie mejor que ella para explicar un poco de que se trata su huerta. 
 


"Ese cantero -ubicado muy cerca de la cocina-, siempre tuvo flores estacionales que había que reponer verano a verano. 
           
En uno de los  viajes al vivero en busca de las petunias de turno, me atraparon los plantines de aromáticas (en criollo: las plantas para cocinar). Desde entonces, tengo a  mano orégano y tomillo, salvia, perejil, ciboulette y menta (aguantan todo el año) albahaca verde y morada (hay que replantar en primavera) y cerca, pero en la tierra porque se hacen enormes, romero y cedrón. 

Me pongo a cocinar y salgo tijera en mano. 

Papas en rodajas con ramitas de romero, aceite de oliva (de maíz para Guadalupe) sal entrefina, al horno, doradísimas. 

Si pintó pollo: en morterito de piedra,  ajo,  tomillo, salvia, pimienta en grano, jugo de limón, mostaza; usando las manos… una acariciada de esas con el menjunje; pasó de pollo a príncipe. 

La menta verde no es la de los mojitos, pero funciona; la blanca, poquito porque invade, para iluminar/colorear una ensalada. 

Albahaca! (perfumada, brillante, sutil; me la pondría detrás de la oreja como un clavel) sobre tomate fresco (¡que novedad!, es como sugerir que las  frutillas van bien con crema, pero igual de cierto) El capo de Jamie Oliver  dijo: sartén en la hornalla con oliva/u otro, tres dientes de ajo en rodajas, un montón de hojas de albahaca, revolver sobre el fuego, dos latas de tomate perita (con poco jugo) sal, pimienta, un ratito más de fuego; todo por el colador de fideos, empujás para que pase la pulpa, al tacho las hojas, los ajos, la piel de los tomates. ¡Bingo! salsa para las pizzas. 

Tetera, cedrón, agua caliente, miel y un fueguito prendido.  

¡Promesa que no  se animan los malos a molestar!

 Te quiero Ma..

4 comentarios:

  1. tenemos el gusto de conocer a la señora aludida en este post, y tu semblanza de ella -y de su casa- es pura justicia.
    y además de escribir muy bien, sus relatos orales están a la misma altura. hace unos meses tuve el privilegio de escuchar su descripción del teatro colón en un curso de oratoria... y descolló. durante diez minutos de ensueño, nos hizo viajar y conocer ese lugar sin movernos de la silla. ¡ma' qué 3D ni 3D!
    muy lindo el blog... ¡puro talento esa familia!
    rodrigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rodrigo por tan lindas palabras. Te dejo un beso.

      Eliminar
  2. Pepi! Felicitaciones! es un deleite leerte- el blog es increible... esto te sale innatoo!! jejeje
    me encantaria comer algo de tu mama!
    grandes besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mechi!!!, Mi vieja es una genia. La proxima que esté en Baires prometo que la comparto. Besos

      Eliminar

Dale copate y dejame un mensaje que me emociona!