19 de marzo de 2013

El High Line Park y una vía hacia el verde.

El High Line Park es un parque que atraviesa los distritos newyorkinos de Chelsea y Meatpacking. Lo anecdótico de este lugar es que se lo generó sobre unas vías de tren que, construídas en las alturas para evitar que los trenes de carga congestionasen el tránsito, fueron finalmente abandonadas.

Gracias a la perseverancia de algunos vecinos (chusmear la pagina de la ONG llamada "Friends of the Highline") se evitó la demolición de las instalaciones y se puso en marcha un proyecto de reciclado del espacio hasta volverlo lo que es hoy: un tremendo lugar abierto al público.

Fuente
Por lo que pude recabar de la pagina de la fundación, una vez que se obtuvo el OK de la Administración de Manhattan se lanzó un concurso internacional llamado "Designing the High Line" al que se acercaron mas de 700 propuestas de 36 países. De los proyectos presentados finalmente resultó ganador el de un grupo formado por James Corner de Field Operations (arquitecto y paisajista) y un Estudio de arquitectura llamado "Diller Scofidio + Renfro".


Lamentablemente fuimos en invierno. En verano con todo el verde debe ser aún mas impresionante.
Para generar la propuesta el equipo se inspiró en los fundamentos de la "Agri-tecture" (una fusión entre agricultura y arquitectura). Se incorporaron así la mayor parte de los yuyos crecidos entre las vías durante su abandono y se generó un piso hormigonado que, dispuesto con ranuras espaciadas entre si, permitiera el desarrollo de vegetación a lo largo de todo el camino de 2.5 kilómetros.
 
Algo que también llamó mi atención fue el mobiliario creado por la planificadora urbana y paisajista Lisa Switkin. El mismo forma parte del trayecto muy intuitivamente. Basta con ver como se ensamblan piso y bancos en una sólida pero etéra unidad para percibir la homogeneidad del conjunto.
 
Como para tener una idea de lo integral que ha sido la aplicación de los fundamentos de la "agritecture" en el proyecto, para el diseño de los bancos se utilizó un tipo de madera certificada por el Forest Stewardship Council que garantiza el manejo adecuado de bosques a nivel internacional.


Otra cosa interesante es que desde la apertura del Parque en 2009 se buscó inspirar a los artistas de New York a dejar su impronta. Como consecuencia de ésta movida se pueden ver a lo largo del recorrido una gran cantidad de obras de arte urbano. Dejo aquí algunas que me gustaron:

Del francés J.R "Inside Out Project"

Charles Hewitt, Urban Rattle

Jordan Bette, High Line Zoo
Mas allá de lo genial de la propuesta, si a uno no le interesase ver el parque por lo que representa, debería igual darse una vuelta ya que las vistas del Río Hudson y Staten Island son imperdibles. (Si con ese gancho no alcanzara, está bueno saber que muy cerca de la entrada de la Calle 18 se encuentra el "Chelsea Market", famosísimo por su cocina gourmet al paso.)


Según encontré en la pagina oficial el parque está abierto todos los días de 7 a 19 hrs. (Invierno) y a 21 (Verano) y se puede acceder a las vías desde cualquiera de los siguientes puntos:

  • Gansevoort Street
  • 14th Street (ascensor)
  • West 16th Street (ascensor)
  • West 18th Street
  • West 20th Street
  • 23rd Street  (ascensor)
  • West 26th Street
  • West 28th Street
  • West 30th Street (ascensor)











Adiós.

<a href="http://www.bloglovin.com/blog/6165917/?claim=vqe7xtuq2xn">Follow my blog with Bloglovin</a>

8 de marzo de 2013

Inspiración NYC - "The Butcher´s Daughter" / La hija del Carnicero

Nos fuimos de vacaciones al país que tiene bandera con estrellitas. Visitamos amigos, paseamos y nos comimos la vida en un montón de bolichitos divinos. Saqué un montón de fotos de cosas y lugares que me gustaron y que voy a ir mostrando.

El lugar de éste post es un Deli Vegano que irónicamente se llama "The Butcher´s Daughter" (La hija del Carnicero), está en el Nº 19 de la Calle Kenmare, una blanquísima esquina del Barrio newyorkino conocido como  Little Italy.

Pasamos por la puerta de casualidad cuando hacíamos un recorrido por la zona sur de Manhattan (China Town, Little Italy, Wall Street) y me llamó la atención como resaltaba por su pulcritud en una cuadra de estética descuidada.

Me metí de una y pedí permiso para sacar fotos. Es chiquitito pero muy acogedor, ofrecen múltiples jugos exprimidos, batidos de frutas y café; Por lo que vi a la pasada hacen unas especies de brusquetas muy tentadoras, pero confieso que no profundicé el análisis de la carta porque ya me sentía un poco densa sacando fotos sin consumir. 


He aqui la entrada en ochava.


Fuente
Me copó el hecho de que el color lo aportan exclusivamente unos pocos objetos. El blanco en las paredes y la barra y mesas de madera sin lustre alguno (pareciera lapacho sin tratar) generan  sensación de amplitud y tranquilidad. 



A los distintos instrumentos de la carnicería tradicional se los utilizó con otros destinos. Me encantó lo que hicieron con la balanza y me pienso copiar la idea con una igualita que me compré hace un tiempo en el ejercito de salvación y que tengo fondeada en la baulera.






Otra cosa que me gustó es el perchero a la entrada. Mas allá de que me parece divertido eso de llegar a un restaurante y dejar el abrigo como si se estuviera en una casa, en este caso además de lindo resulta imprescindible ya que las banquetas no tienen respaldo y es incomodísimo comer con el saco sobre la falda.

Si les interesa saber un poco más entren en su pagina de facebook. Como verán todo es divino, hasta la bici del delivery tiene onda!!





Nu Shork Nuuuuu shork!!!